Sinfonía del cuerpo del Maestro David Figueroa Figueroa

Laura Antillano

David Figueroa Figueroa es un maestro y un poeta. En su caso lo uno contiene a lo otro, la fórmula se integra  en la unidad indivisible de quien ejerce la poesía desde la pedagogía, disfrutando en creces la ceremonia de esta conjugación.

En la escritura del poeta está implícito un concepto del niño al cual imagina al expresar con la palabra la esencia de su mensaje. El escritor ejerce la comunicación con su posible lector desde la esencia amorosa que le descubre un interlocutor cuyos anhelos se alimentan de la sencillez del mundo.

Los niños ejercen el entendimiento del entorno a partir de la sencillez inmediata del universo que van descubriendo, y en el cual el asombro es la esencia misma, que les conduce a descubrir  en las palabras: cajas secretas, desde su sonoridad hasta el extraño sortilegio de ser resonancias que conducen a otras imágenes y sensaciones.

El poeta Figueroa es un mago-maestro para el reconocimiento de tales cualidades, y con una inigualable sencillez, va conduciendo a los jóvenes lectores a través de un paseo de descubrimientos, con su magia de guía  inesperado, su sencillez de quien todo lo sabe, y el detalle certero de su sentido del humor, colocado en pequeñas dosis inesperadas.

Una multitud de premios certifican la efectividad leída en  su cuantiosa obra, la certeza de su verbo, siempre sencillo y acertado, pero inesperado. He allí que en esto último está parte de su secreto.

El fino humor es una constante en su obra, y debemos reconocer que es de los elementos más preciados y difíciles en este el arte de hacer versos, y más cuando se escriben pensado en el público infantil, probablemente el más difícil de complacer.

Pero David Figueroa es un verdadero maestro, y lo ha dejado en evidencia a través de la limpidez de su obra, construida como una sinfonía de sonoridades diversas y donde la gracia, el encanto, nace de lo inesperado, la sorpresa graciosa de los detalle, que están allí frente a todos y sólo una mirada certera se inmiscuye y nos los descubre.

Es su mirada acuciosa, la gracia de su verbo, conducido por un sentido de la observación donde la curiosidad para descubrir los elementos resaltantes, y el humor que les define funciones y ejercicio, es  lo que finalmente se funde produciendo la enunciación del detalle que resalta.

Así “el trigo es pura emoción” y “la flor estrena vestido”, “El grillo pierde su sueño y se convierte en sonido”, o: “El zapato es el zapato, /con los pies y sin los pies,”  y   “la luna le dice al grillo:/tengo el amor encendido”.

El poeta tiene la atención despierta ante su entorno y la realidad subterránea del mundo se le presenta en cuanto su olfato, intuitivo y picaresco, de observador penetrante, le da vida a personajes y circunstancias en contraste.

Esta construcción de enclaves, de aproximaciones exitosas entre muy diversos elementos, constituye el juego de hilos que construye cada uno de los versos de los poemas de “Sinfonía del cuerpo”.

La riqueza de sus imágenes es propia, de toda la escritura del poeta Figueroa, destinada a la lectura del público infantil, más su gracia, descansada en el juego de contrastes con elementos inesperados, es un acertado procedimiento que destaca en buena parte de su obra general.

“Pregunta la mariposa: /¿hasta cuándo hipocresía? /no queremos entender /que la noche no es el día. /Que la primavera luce, /porque no tiene ironía.”

El poemario, como su título lo indica, va recorriendo el cuerpo, y enumera los lugares.

Hay poema para Los dientes, para la lengua, para el paladar, para los ojos y las pestañas, los pies, pero también para el latido, el Suspiro, para La Mano, los Dedos, y Meñique, para la Boca, la Sangre y la Vida. Los huesos, el oído, las piernas, la lengua, las orejas, el corazón, también para: La memoria, la espalda, los labios, la esencia, y así sucesivamente.

El juego de colocar elementos físicos y funciones, en orden aleatorio, señala ese espacio de libertades propio de la creación, que es decisión del poeta como parte esencial de la libre condición de su forma enunciativa, la cual construye el sentido verdadero de su significación.

Ello es una muy interesante perspectiva en el contexto general del libro, señala una libertad particular del conjunto de significados y una manera de dejar abierta  laconjunción de significados generales desde una perspectiva lúdica, que logra enaltecer la belleza recreativa del conjunto.

Leerlo y releerlo, conjuga la musicalidad interna de los poemas con la riqueza que nos está señalando en referencia a todo lo que el cuerpo puede contener, no sólo en diversidad física, sino también en la conjugación de sus funciones, pero todo visto desde la mirada de quien se va descubriendo, como cuerpo y como riqueza.

Hay entonces en el contenido de este poema  (porque su fragmentación conduce a considerarle como tal: Un poema al cuerpo como totalidad) un canto a esa posibilidad de la riqueza de lo que somos o tenemos como cuerpo, como ente vivo, como conjugación de funciones.

La alabanza risueña, expectante, el aplauso celebratorio, es el hilo conductor de todo el conjunto, y en general ejerce la función celebratoria, el canto entusiasta que el poeta concede al niño, a la niña, para que se conozca a sí mismo y descubra todo lo que es y lo celebre.

Este poemario abre una puerta nueva en la poesía de David Figueroa Figueroa, la cual celebramos  abiertamente, con el mayor entusiasmo.

Pueden bajar el libro gratis desde

Acerca de latintainvisible

Docente. Poeta. Narrador. Ensayista. Articulista. Especialista en literatura infantil.
Esta entrada fue publicada en Ensayo, Reseñas, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sinfonía del cuerpo del Maestro David Figueroa Figueroa

  1. Me encanta la forma en que se refiere a las cosas naturales y maravillosas como es el cuerpo humano.

    Me gusta

  2. También son muy hermosos los poemas, sencillos y rimados, con mucha musicalidad como les gusta a la gente menuda. Muchas gracias José.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s