Notas sobre la experiencia de escribir poesía

Douglas Bohórquez

Marc Chagall, Il Poeta (1911)

Lucha contra ese Ángel terrible del tiempo, la poesía, es la flecha que nos dispara hacia un «lugar sin límites». Hay en esta posibilidad de crear un universo autónomo a través de la palabra, un profundo deseo de liberación de nuestras ataduras biológicas y espirituales. Suerte de viaje de retorno a la madre, a esa condición primigenia y feliz del espacio uterino, la poesía, al explorar permanentemente al otro que somos, vive de nuestros sueños, iluminaciones, terrores e imposibilidades.

Aún cuando el auténtico poeta trasciende los aspectos puramente emotivos o sentimentales, parte de un sustrato psíquico, de unas vivencias concretas. En este sentido el trabajo poético que exige un cierto estado de aislamiento, de clausura religiosa, parece darnos, en su impenitente deseo de comunión, la certeza de que no estamos radicalmente solos: contra alguien o para homenajear a alguien en el recuerdo, escribimos. Oficio solitario y a la vez solidario, la poesía, «el más inocente y peligroso de los menesteres«, como quería Holderlin, es memoria del porvenir y utopía de la lengua.

Buscamos de algún modo un mundo ideal. A través de ese descenso en nuestra condición primitiva (biológica, animal, terrestre) la poesía nos otorga la posibilidad de ser otro y de habitar otro cielo.

Pensaba que esto podría llamarse algo así como «angelidad». Sí, que la poesía me convierta en un ángel, en ese otro ser que está en la más alta y bella realidad posible, liberado de toda vulgaridad, de toda servidumbre física. En este sentido la poesía es quizás la única manera que posee el escritor de asumir la cultura en su forma más pura y elevada y de ampliar, superar o romper con toda una perspectiva, un horizonte cultural que en ocasiones la cotidianidad empobrece o reduce en grado extremo. Expresión pues de lo sublime.

«Puer-senex» —como quería Lezama Lima— el poeta, un adulto que ha reconquistado la lucidez del juego, al transgredir las formas estereotipadas y normativas del lenguaje, quiere reinventar la vida desde la perversa y experimental lucidez del goce. La posibilidad de recuperar ese reino perdido ligado a la infancia pero tambien a lo no vivido a un no-saber materno, originario, destella en la secreta inteligencia del poema. Horadar el lenguaje es horadar la identidad. Quizás sea ese trabajo el que le permita al poeta vislumbrar, sugerir visiones inéditas. Es un trabajo que lo emparenta ciertamente con el de los magos, profetas o hechiceros, por su poder ritual y liberador, de penetración y revelación de lo oculto. En este sentido el poeta, un extranjero que ha hecho del lenguaje su desconocida patria, explorador tambien de una cierta «matemática del cosmos» como pensaba Vicente Gerbasi, rediseña un nuevo orden, en el que la poesía aparece como una utópica comunidad, ese falansterio igualitarista que preconizaba Charles Fourier pero regido por el azar, el deseo y la belleza.

Escribir se convierte así en ese acto amoroso-doloroso, «pequeña muerte», proceso de curación o parto que nos ofrece la posibilidad, siempre renovada a través de cada lectura, de cada lector, de alcanzar o de ver el Ángel. Más allá de nuestros terrores, de nuestro desamparo o extravío, el extraño oficio de escribir, auscultando en nuestros demonios, nos pone en comunión con lo sagrado.

Anuncios

Acerca de latintainvisible

Docente. Poeta. Narrador. Ensayista. Articulista. Especialista en literatura infantil.
Esta entrada fue publicada en Ensayo, Poesía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Notas sobre la experiencia de escribir poesía

  1. Soco dijo:

    Lástima que en una propuesta literaria se cometa el error ortográfico de separar con una coma el sujeto del verbo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s