La función de la biblioteca en la escuela

Rachel Ortecho Suárez

13932933_10154464302700798_7471371503084428873_nImagínense varios estantes con libros, con tal o cual organización; un depósito, pensamos. Y ahora imaginemos a alguien que entra con el fin de consultarlos; es entonces, en esa interacción, en ese servicio que presta, donde comienza a perfilarse la imagen de una biblioteca.
La biblioteca como un almacén de libros, aún si nos refiriéramos a una concepción antigua, es una imagen incompleta, pues si bien apunta físicamente a un espacio donde los libros son conservados cuidadosamente y se encuentran organizados de alguna manera, es un espacio que cobra vida cuando recibe la visita de lectores deseosos de encontrar en ella respuestas a sus interrogantes o simplemente llevados por el deseo de descubrir nuevas obras, la belleza del arte, de los temas desarrollados por el intelecto humano, por algún secreto que el lector tendrá el placer de descubrir, como se descubren nuevos paisajes y horizontes, y que de seguro, a partir de la experiencia lectora, formarán parte de su particular paisaje.
La biblioteca, hoy en día, es símbolo de libertad, pues el acceso es cosa del pasado, el temor a tergiversar los saberes que guarda, a poner en peligro la fe o el dogma instaurado en los fieles, establecidas por las instituciones que pretendían controlar el acceso al conocimiento, ya no tienen justificación dentro de una sociedad donde los derechos humanos se reconocen para todos sin distinción de ninguna clase, y uno de esos derechos es el derecho al conocimiento, a la educación y a la recreación. Más allá del almacenamiento, conservación y la organización de los libros y de material en cualquier otro soporte y formato, ahora se le da importancia al servicio que presta a los usuarios que van en búsqueda de contenidos de diversos temas.
Una cosa es cierta: no se puede leer sin tener consecuencias. La lectura atenta, nos lleva a la interpretación y valoración del pensamiento que allí, en el texto, se expresa, y es en esta valoración e interpretación donde puede comenzar el desarrollo de un nuevo conocimiento por parte del lector.
La función que cumple la biblioteca escolar es distinta a la de otro tipo de bibliotecas, está enfocada a satisfacer las necesidades de un tipo específico de usuario, el de la comunidad escolar, con gustos y necesidades que le son propias. Suele ser también el primer contacto de los niños con el lugar que presta un servicio facilitador de recursos impresos, audiovisuales o digitales, y entre estos recursos y los estudiantes surge la necesidad de un mediador e impulsor, papel que cumple el bibliotecario escolar. Es quien propicia el acercamiento de los niños a los libros, su libre acceso (el espíritu liberador que caracteriza a la biblioteca), que es en realidad el acceso al pensamiento humano.
Así la biblioteca escolar es un espacio fundamental dentro del centro educativo, donde se desarrollan procesos de acercamiento a la lectura y escritura de una forma no convencional, distintos a los desarrollados en las aulas de clases, apoyándose en material diverso. Es por tanto un territorio de animación a la lectura, un centro de recursos o materiales didácticos, y un foco o espacio para la ampliación del conocimiento que no figura en los libros de texto.
Esta función la cumple la biblioteca escolar sin desvincularse con el proyecto del centro educativo dentro del cual hace vida. La biblioteca escolar o Centro de Recursos para el Aprendizaje (CRA) está conectada con la realidad de la escuela, involucrándose desde la evaluación diagnóstica integral que realiza el centro para conocer las necesidades e intereses socioculturales, económicos, de salud, esparcimiento, la realidad social de sus estudiantes y el de su comunidad local, con el fin de desarrollar un proyecto y una ruta donde sea posible desplegar actividades que realmente resulten motivadoras para su aprendizaje.
A partir de esta primera evaluación se planifican estrategias y actividades en la biblioteca, con la colaboración y comunicación continua con los docentes de aula. Además de la búsqueda de aliados en los demás bibliotecarios, compartiendo experiencias y apoyándose para llevar a cabo proyectos. También forma enlace con las bibliotecas públicas, en el desarrollo de actividades conjuntas. El bibliotecario debe estar al día, actualizándose constantemente.
La biblioteca escolar apoya los procesos de aprendizaje; la lectura es una actividad de conocimiento. Con el acceso a los medios digitales, por ejemplo, el uso de internet (los blogs, páginas webs, redes sociales, etc.), el problema ya no es muchas veces que los estudiantes no encuentren información acerca de un tema, sino cual y cuánta información les pueda ser útil para determinada necesidad, si es confiable y de calidad. La mayoría de las veces encuentran en internet información fragmentaria y dispersa, con verdades y mentiras. Es entonces, donde es necesario resolver el problema con la herramienta de una lectura que permita valorar y decantar la información que se les presenta.
En la interpretación de textos, la expresión de opiniones es un primer paso para el manejo de la información y su valoración en forma crítica a partir de argumentos, también para la creación de nuevo conocimiento y el de relacionar y combinar o extraer de informaciones de diversas fuentes, lo necesario para el desarrollo de un tema que responde a sus necesidades formativas, educativas y recreacionales.
Este enfoque constructivista del aprendizaje, involucra explícitamente a los estudiantes en la búsqueda activa del conocimiento y la comprensión para construir conocimiento en lugar de recibirlo pasivamente.

Librerías al aire libre. Paseando entre libros. Ilustración de Guillermo Martí Ceballos

Librerías al aire libre. Paseando entre libros. Ilustración de Guillermo Martí Ceballos

Hay que insistir en que la comprensión lectora es esencial para que se produzca este proceso de aprendizaje profundo, y la biblioteca escolar contribuye para el desarrollo de una base intelectual, rutas conductuales y afectivas en los estudiantes, para que ocurra el empoderamiento de la información y su transformación en conocimiento, promoviendo su creatividad y producción, estimulando su crecimiento intelectual, social y cultural, el desarrollo del pensamiento crítico.
Para seguir hablando de la función de la biblioteca en la escuela hay que remitirnos a “EL MANIFIESTO DE LA UNESCO/IFLA (Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas)”, 1998, sobre las bibliotecas escolares, es un documento muy importante que da los lineamientos de lo que debería significar una biblioteca escolar, fue la renovación necesaria de estas instituciones en el comienzo del siglo XXI, el párrafo introductorio expresa la esencia de la biblioteca escolar, haciendo al mismo tiempo énfasis en su función:
“La biblioteca escolar proporciona información e ideas que son fundamentales para desenvolverse con éxito en el marco de una sociedad que, como la actual, se basa en la información y el conocimiento. La biblioteca escolar facilita a los alumnos las herramientas que les permitirán aprender a lo largo de toda su vida, desarrollando su imaginación y proporcionándoles los medios para convertirse en ciudadanos responsables”.

Entre las funciones esenciales de la biblioteca escolar están:

• Apoyar y facilitar la consecución de los objetivos del proyecto educativo del centro y de los programas de enseñanza.
• Crear y fomentar en los niños el hábito y el placer de leer, de aprender y de utilizar las bibliotecas a lo largo de toda su vida.
• Ofrecer oportunidades para realizar experiencias de creación y utilización de información a fin de adquirir conocimientos, comprender, desarrollar la imaginación y entretenerse.
• Prestar apoyo para que el alumnado pueda desarrollar habilidades para evaluar y utilizar la información en cualquier soporte, formato o medio, teniendo en cuenta la sensibilidad por las formas de comunicación presentes en su comunidad.
• Facilitar el acceso a los recursos locales, regionales, nacionales y mundiales que permitan al alumnado ponerse en contacto con ideas, experiencias y opiniones diversas.
• Organizar actividades que favorezcan la toma de conciencia y la sensibilización cultural y social.
• Trabajar con el alumnado, el profesorado, la administración del centro y las familias para cumplir los objetivos del proyecto educativo del centro.
• Proclamar la idea de que la libertad intelectual y el acceso a la información son indispensables para adquirir una ciudadanía responsable y participativa en una democracia.
• Fomentar la lectura y promover los recursos y servicios de la biblioteca escolar dentro y fuera del conjunto de la comunidad escolar.

Para cumplir estas funciones, la biblioteca escolar debe aplicar políticas y servicios, seleccionar y adquirir materiales, facilitar el acceso físico e intelectual a las fuentes de información adecuadas, proporcionar recursos didácticos y disponer de personal formado.
El manifiesto es un documento que da los lineamientos básicos, para su implantación, cada país tiene que elaborar una política para la biblioteca escolar.
En Venezuela, los CRA siguen los mismos lineamientos expresados por el Manifiesto de la UNESCO/IFLA, haciendo especial énfasis en promover acciones que estimulen la sensibilidad para la transformación social, a través del desarrollo del Proyecto Educativo Integral Comunitario (PEIC), y los Proyectos de Aprendizaje (PA).
Impulsan también la sensibilidad cultural, ecológica y socio-comunitaria, las Unidades de Producción Audiovisual y/o Radiofónica Estudiantiles, motivando la comprensión en el uso y manejo de los medios de comunicación. Fomentan incorporar los avances tecnológicos en los servicios de información que se ofrecen.
Finalmente destacan como función resaltar por medio de investigaciones y actividades culturales, nuestras costumbres, hechos históricos, fechas patrias, próceres, heroínas, héroes de las entidades locales, regionales y nacionales (indígenas, afrodescendientes, latinoamericano, caribeño y universal).
La biblioteca escolar es el lugar ideal para formar en los estudiantes una cultura literaria a partir de la lectura de textos de calidad. Hacer que aprendan a apreciar la lectura y la buena literatura, poner a su disposición el conocimiento de autores representativos; promover los valores locales, nacionales e internacionales, es una función fundamental de la biblioteca, así como fomentar en ellos la creación de sus propios escritos, a partir de la interpretación de estas lecturas, relacionándolas con sus propias experiencias, haciendo valer su conocimiento previo, sus vivencias, tradiciones, su historia y su vida en comunidad.
La indagación, la reflexión, la imaginación, el descubrimiento y la creatividad son fundamentales para el aprendizaje de los estudiantes en todas las áreas curriculares. Las competencias que desarrollan les permiten formarse como ciudadanos reflexivos y responsables que actuarán dentro de su comunidad, dándole cohesión, conectándose a una sociedad sensibilizada con todo los miembros y grupos que la forman, permitiéndoles desenvolverse en colaboración con todos sus miembros para ofrecer soluciones a problemas y necesidades que enfrentan dentro de un mundo cada vez más complejo.
Estrategias motivadoras para la lectura y la escritura creativa hay muchas. La biblioteca escolar es un lugar idóneo para plantear actividades ordinarias y extraordinarias que abarquen varios grupos, clases, asignaturas o equipos docentes, se pueden planificar visitas culturales, talleres, etc., y vincular el lenguaje literario con otras disciplinas, cine, teatro, danza, y más.
Las visitas de escritores o de especialistas resultan siempre muy enriquecedoras y son experiencias que perduran en la memoria afectiva y en la buena disposición hacia el aprendizaje. En particular, para los estudiantes prepararse a recibir la visita de un escritor les resulta emocionante, convirtiéndose en una estrategia motivadora hacia la lectura, desarrollando distintas actividades en torno de la obra del autor que tendrán con ellos, para que se dé una interacción y conversación productiva en el encuentro.

Bibliografía
• Diccionario Definición ABC. Definición de biblioteca [en línea]. Disponible en: http://www.definicionabc.com/general/biblioteca.php [2016, 3 de noviembre]
• UNESCO (1999). Manifiesto UNESCO/IFLA sobre la Biblioteca Escolar [en línea]. Disponible en: http://www.unesco.org/webworld/libraries/manifestos/school_manifesto_es.html#0 [2016, 3 de noviembre].
• Conferencia pronunciada en la inauguración de las Primeres Jornades de Biblioteques Escolars (Barcelona, 18-20 de marzo de 1999). La biblioteca escolar en el siglo XXI [en línea]. Disponible en: http://gredos.usal.es/jspui/bitstream/10366/115460/1/EB11_N104_P24-32.pdf [2016, 8 de noviembre].
• Gilmar Educfdcr A (2015, 22 de junio). Líneas orientadoras para la organización de los centros de recursos para el aprendizaje [en línea]. Disponible en: http://gilmareducfdcra.blogspot.com/ [2016, 8 de noviembre].

Rachel Ortecho (Lima, 1974) Ingeniero químico egresada de la Universidad de Carabobo. Participó en los talleres de narrativa de la Fundación La Letra Voladora. Algunos de sus cuentos están publicados en la antología “Once cuentan en sábado” (U. C., 2005). Obtuvo el premio en el Concurso de Novela de Aventuras (2008), de la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello, con la novela El tiempo de la araña (2009). Premio compartido de Carta de una nieta a su abuela 2012, de La Letra Voladora y la Alcaldía de Naguanagua (Carabobo). Se ha publicado una muestra de su trabajo en el campo de la literatura infantil en la antología “Cuentos para los más pequeños desde la Letra Voladora” (2013). Facilitadora de talleres de escritura creativa. Facilitadora del taller: “Leer y escribir diferente”, dirigido a Docentes del Ministerio del Poder Popular para la Educación. Zona Educativa Carabobo (2014). Actualmente se desempeña como docente bibliotecaria en el colegio Luisa Cáceres de Arismendi, Fe y Alegría.

Anuncios

Acerca de latintainvisible

Docente. Poeta. Narrador. Ensayista. Articulista. Especialista en literatura infantil.
Esta entrada fue publicada en Ensayo, Escritura, Lectura, Libro y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s