La formación como columna para la promoción de la lectura en la escuela.

Luz Marina Almarza

Culpamos, como la vaca de la fábula, a la escuela, a la casa, a los malos maestros; cierto es que la lectura es una actividad diaria, voluntaria o no. Sea para leer un mensaje, un aviso, una etiqueta de un producto; buscar una información, estudiar para un examen, presentar una exposición o trabajo, nos vemos rodeados de mensajes, informaciones, contenidos, propagandas…. Como flash, globos, luces.

Voy a compartir en estas cuartillas la necesidad de formación que debe poseer cualquier maestro, docente, profesor en la materia de castellano y literatura, principalmente.

La lección difícil. William-Adolphe Bouguereau 1884

Hagamos una lista. Recordemos cuántos y cuáles son aquellos libros, que en la edad escolar o adultos, hemos leído con agrado y por qué? A manera de ejercicio, en una conversación con un grupo de amigos, compañeros.

Luego, podría preguntarme, sin miedo, sin engaño: ¿Cuánto tiempo le estoy dedicando a la lectura? ¿Le dedico mayor tiempo a la televisión, al cine, la radio? ¿Por qué? ¿Hace cuánto tiempo que no voy a una biblioteca? ¿A una librería? ¿Hace cuánto que no compro un libro? Acá usted mismo es el que va a responder estás preguntas y va darse cuenta de cómo anda su kilometraje en lectura.

Ahora, trasládese a su ambiente escolar. ¿Cómo es su desempeño? ¿A qué le da mayor porcentaje en su planificación? ¿Qué actividades realiza? ¿ Qué actividades realizan sus alumnos como refuerzo, para su estudio? ¿Sus actividades son siempre las mismas? ¿Los trabajos, los temas a investigar, proyectos los repite de año en año? ¿Manda leer los mismos cuentos, lecturas, novelas, como profesor de literatura?

El médico, el abogado, el deportista siempre andan preparándose para ejercer, ganar un caso, una competencia. Es factible que en sus años de estudios superiores no tuvo tiempo para formarse mejor en el área; de leer con detenimiento buenas obras, de calidad literaria. Nunca es tarde.

El docente, si desea ser EXCELENTE, EXIGENTE,  debe tener tiempo para prepararse, estudiar, leer ddiversos materiales, sobre todo, el docente de Castellano y Literatura.

Los libros de texto nos facilitan la tarea de estar reproduciendo material, sacando copias, que resulta cómodo pero, a la vez nos van encasillando, dando poca flexibilidad a nuestra escogencia de material de lectura cada curso o año escolar.

Se podría probar, trimestralmente, con algunas lecturas de cuentos, poemas distintos; fotocopiar, reproducir – por equipos- e irse rotando los textos cada semana. Haga su propia recopilación, encuadérnela y deje que los alumnos la adquieran (previa conversación con ellos y con sus representantes); cuesta menos quizás que ir al cine una vez a la semana o dos horas diarias en un cyber, todos los días.

La biblioteca escolar y de aula debe irse renovando cada 3 años por lo menos; ir rotando los libros, entre los grados, entre etapas. Buscar manera de adquirir libros (donados, comprados, canjeados)

Dése tiempo para la lectura como placer y autoformación:

  • Visite la biblioteca de su comunidad, de la región; hasta los Consejos Comunales algunos ya tienen su biblioteca básica, del Plan Revolucionario de Lectura.

  • Vea cuáles libros de lectura complementaria y recreativa hay; si son nuevos, si usted ya los ha leído.

  • Pase un tiempo revisando estantes, mostradores, rincones de lectura, distintas áreas de la sala de

    Retrato de Jean y Genevieve Caillebotte. Pierre-Auguste Renoir .1895

    lectura. (tome nota de lo que descubrió, le agradó) Revise solapas.

  • Converse con el bibliotecario sobre libros y actividades de la biblioteca.

  • Destine algún dinero extra, en vacaciones y navidad para ir a la librería y comprar algunos libros para niños y jóvenes.

  • Revise los portales y páginas webs de nuestro país de las editoriales del estado quienes están  produciendo un tiraje masivo de obras, colecciones a precios muy bajo.

  • Hay libros incluso que los puede bajar, copiar y archivar en su equipo.

  • Lea revistas especializadas en el área de promoción de lectura de distribución gratuita en el país, que nos facilitarían enormemente el trabajo de anterior, de conseguirlas.

  • Incluya dentro de las actividades de planificación, al menos, semanal, un corto tiempo para mostrar, comentar, leer fragmentos de algún texto recreativo, un pensamiento, una noticia.

Anuncios

Acerca de latintainvisible

Docente. Poeta. Narrador. Ensayista. Articulista. Especialista en literatura infantil.
Esta entrada fue publicada en Ensayo, Lectura, Literatura infantil, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s